Ejemplo de análisis económico de un país 1/4

Publica

En un proceso de internacionalización, debemos tener en cuenta los factores macroeconómicos del país al que queremos acceder. Hoy quiero mostrar un análisis económico que hice al acceder a Colombia en 2015.

Este tipo de análisis son generales, por tanto, no se especifican en ningún sector. Se toman en cuenta los datos macro del país y los sectores más importantes. Al ser bastante contenido, lo he dividido en cuatro post.

Espero que os sirva de ayuda.

1 ANÁLISIS ESTRUCTURAL DE LA ECONOMÍA COLOMBIANA

1.1 La composición del PIB colombiano

1.1.1 La estructura sectorial del PIB colombiano

Se comienza el análisis del PIB colombiano, haciendo referencia a su estructura sectorial. En ella, se observa una alta dependencia sobre las materias primas en las exportaciones, siendo el petróleo el 70% de las mismas.

Si observamos el consumo interno, los servicios aportan el 55% del PIB. Los servicios financieros, son los que más aportan a este sector con el 19,86% del total.

Por otra parte, el sector café solo aporta el 0,7%. El sector industrial aporta el 10% al PIB, dentro del cual, destaca la fabricación de químicos (13%), refinación del petróleo (11%) y minerales no metálicos (9%). Por último destacar que el sector financiero aporta el 20% al PIB

1.1.2 Análisis del PIB colombiano por el lado de la demanda.

El FMI pronostica un descenso de la demanda interna en el 2015. El gasto está siendo inferior a años anteriores acorralados por el descenso del precio del petróleo y la menor inversión extranjera. Esta reducción de políticas expansivas, está frenando el crecimiento económico ya que el consumo no puede seguir las tasas de años anteriores.

La estructura del PIB colombiano se ha caracterizado por un tener un consumo inferior (57% del PIB en 2015) a países próximos como por ejemplo México que tuvo en 2015 un consumo del 66% del PIB. Y unas exportaciones netas negativas del -3.7% en el mismo años. El gasto del gobierno y la inversión con 18.2% y 28,3% respectivamente para dicho año reflejan que el gobierno debe hacer mayores esfuerzos por equilibrar el estructura del PIB por el lado de demanda

Si desagregamos la fórmula del PIB, DA=C+I+G+(X-M) y estudiamos cada indicador por separado, observamos en primer lugar como el consumo (C) de las familias más pobres ha aumentado un 19% en la última década. Este crecimiento se debe a las políticas de ayudas llevadas a cabo por el gobierno, junto al imparable crecimiento del consumo familiar en todos los niveles del país, ya que exceptuando el año 2009 que se obtuvo un crecimiento del 0,9%, el resto de años se vieron tasas siempre superiores al 3%, llegando en 2007 incluso al 8,1%.

Durante la primera parte de 2015 esta tasa siguió constante en torno a al 4%. Pero las previsiones son que descienda para final de año, debido en parte al cierre del grifo de la financiación.

Desde la perspectiva empresarial, las inversiones (I) se han reducido notablemente en el sector petrolero como ya se señaló en el primer punto. Este hecho ha provocado que las inversiones en su conjunto hayan disminuido un 2% en 2014. Pero otros sectores han tomado el relevo, la construcción aportó en 2014 un 12% del total de la inversión, el sector cafetero casi 25% y el sector de las finanzas junto con el turismo alrededor del 5% en 2014.

Una de las partes más importantes siempre refiere al gasto público (G) y uno de los pilares de toda sociedad que quiera competir a nivel mundial con el resto de economías debe ser la educación. Colombia tiene una falta de eficiencia estructural que arrastra desde las dos últimas décadas, donde ha invertido más de la media de la OCDE (entorno al 6% del PIB) y no ha logrado resultados. Ni tan siquiera ha logrado acercarse a los puestos de la mitad en el informe PISA, ya que sus estudiantes quedaron relegados a los últimos puestos de dicho informe, llegando incluso al último en conocimientos financieros.

El gasto en infraestructuras es también importante para el desarrollo de las economías, sobre todo para países que están en proceso de desarrollo. En este punto el gobierno ha aumentado el gasto los próximos años entorno a un 40%, pero aquí se debe hacer un inciso sobre la calidad en este gasto y es que, hasta hace pocos años todo el gasto en infraestructuras se realizaba sin ningún estudio de viabilidad o impacto y esto generaba sobrecostes y que muchas de las infraestructuras realizadas quedaran infrautilizadas. Por lo que perdía competitividad respecto a sus vecinos competidores, este problema se vio subsanado al crearse la Agencia Nacional de Infraestructura (APP)

Las exportaciones netas (X-IM) serán objeto de análisis con la balanza comercial (véase Ap. 2.1.5), podemos adelantar que en 2015 existió un déficit históricamente alto de 6.296 millones de Dólares.

1.1.3 Evolución del PIB en Colombia

Para iniciar este análisis considero adecuado buscar un punto de inflexión a partir del cual la marcha de la economía se haya alterado de forma substancial. Este hecho se produjo a finales de 2005 y comienzos de 2006 cuando empezó un crecimiento vertiginoso, justo después de haber pasado una fuerte recesión por culpa de la crisis asiática y rusa. Fue durante estos años, entre 2005 y 2007, donde la economía colombiana creció de forma desconocida hasta entonces, alrededor de un 7% anual. Huelga decir que aquella era una época donde la financiación a nivel global corría como un caballo sin freno, donde los inversionistas por pequeños que fueran perdían su aversión al riesgo y creían interminable las rentabilidades que podían obtener invirtiendo casi en cualquier parte. Colombia no fue una excepción y la inversión externa llegó a máximos históricos como se verá con la Inversión Extranjera Directa (Ap.2.1.5) Esto animó el crédito a nivel interno, que creció 17 puntos porcentuales en tan solo un año, e hizo que la demanda interna tirase de la economía junto con las exportaciones, que debido a la anterior recesión había depreciado la moneda colombiana y hecho que los precios colombianos fueran muy competitivos frente al exterior, sin llegar a estar tan bajos que pudieran repercutir negativamente en su economía obteniendo menores ingresos por sus exportaciones y frenando el crecimiento interno. Además volvió un periodo inflacionista que fue la causa principal de las políticas monetarias puestas en marcha poco tiempo después. Hay que añadir que dentro de las exportaciones, el sector petrolero y minero, aportando el primero un 7.1% al PIB y un 2,1% el segundo, eran los sectores más relevantes tal y como se señalará con más detalle (véase Ap.2.1.1) y que gran parte de las inversiones extranjeras iban como no, al sector primario. (Agencia Nacional de la Minería, 2014)

En 2008 y 2009 el crecimiento se vio frenado por la crisis mundial que afectó de forma notable a la economía colombiana produciendo un crecimiento de tan solo el 3,5% y 1,7% respectivamente. Este descenso no fue solo provocado por la disminución de las inversiones y por el ciclo económico mundial, sino que vino provocado por las políticas monetarias realizadas por el banco central. Este quiso controlar la inflación con un crecimiento sostenible, llegando por primera vez al 2% de IPC en 2009 con un

descenso de 5,67 puntos porcentuales respecto al 2008. El promedio de América Latina para el año 2009 fue de 5.27 % de inflación donde Colombia se sitúo por debajo de ese promedio y Venezuela obtuvo tasas de inflación del 25%, Argentina del 15,2% y en el lado contrario Chile y Guatemala con cifras negativas de inflación o deflación con -1.4% y -0.35% respectivamente. En el apartado 3.1 se estudiará más en profundidad la inflación actual

El Aumento de la demanda durante el periodo de crecimiento económico por encima del aumento de la producción, hizo aumentar los precios y disminuir los ingresos reales de los colombianos y de los productores de materias primas, limitando así su producción y encareciendo de nuevo el ciclo. Otro factor explicativo, estuvo relacionado con las dificultades comerciales entre Venezuela y Colombia. Este quiso protegerse mediante medidas proteccionistas que provocaron un descenso de las exportaciones industriales colombianas bastante notable. Por último y ya menos importante, las elecciones locales acaecidas en 2007 limitaron el gasto público durante unos meses e impidieron llevar a cabo políticas expansivas para aumentar el consumo hasta que los nuevos gobiernos estaban ya instalados.

El siguiente periodo que podemos considerar como de post crisis, se da a partir de 2009. Donde, situados todavía dentro del contexto de la crisis económica mundial, Colombia como otras economías emergentes, logra salir de la crisis gracias en parte a la exportación de sus recursos naturales. Creciendo un 6.6% en 2011, 4% en 2012 y 4.7% en 2013, tasas que superan con creces la media de crecimiento del PIB en América Latina con un 4.4% en 2011 un 3% en 2012 y un 2.6% en 2013. Incluso más si le sumamos la zona del Caribe, donde se produce un crecimiento medio de 4.3% en 2011, 2.9% en 2012 y 2.5% en 2013. Como dato interesante cabe destacar que los barriles de petróleo producidos al día se duplicaron entre 2008 y 2011 llegando al millón de barriles diarios. Con este dato podemos comprender que el motor de las exportaciones haya empujado a Colombia a salir de la crisis. Aunque el contrapunto lo pone la apreciación del peso colombiano que hace aumentar los costes en las exportaciones del sector industrial. Ello ha llevado a las autoridades a intentar recuperar la competitividad precio perdida a través de devaluaciones de la moneda (véase Ap. 2.1).

En el periodo más reciente entre 2014 y 2016, estamos asistiendo de nuevo a una ralentización de los países en desarrollo. Como se verá en el análisis de coyuntura (Ap. 3) las economías avanzadas están sufriendo de nuevo un parón que lastran los mercados mundiales.

0Comentarios

Deja un comentario

Tranquil@ tu email no será publicado