Ejemplo de análisis económico de un país 2/4

Publica

1.1.4 Desigualdad y pobreza en Colombia

La desigualdad en Colombia es uno de sus principales problemas estructurales y aunque el aumento del PIB real ha sido considerable en los últimos años, los índices que miden la desigualdad y estudiaremos a continuación se han mantenido constantes desde hace décadas.

Uno de los factores clave para que estas desigualdades se produzcan, es la falta de equidad en la distribución de la renta y aunque se está combatiendo contra la economía sumergida provocada por el empleo no oficial, las últimas medidas del gobierno están haciendo mejorar el empleo, pero aún no es suficiente ya que las tasas de pobreza (30,6% en 2013) están más cercanas a un país subdesarrollado que emergente, donde además es más acusada entre las personas mayores de 65 años.

1.1.5 Aspectos demográficos

Colombia en el tercer país más poblado de Latinoamérica con más de 47 Millones de habitantes en 2015 de los cuales el 51% son mujeres y el 49% hombres. Se calcula que sobre 3 Millones de Colombianos se han tenido que desplazar de sus casas desde el año 2000 a causa de los conflictos armados. Gracias al último censo realizado por el gobierno en 2005 (DANAE, 2005) sabemos que el 10,6% de la población es afrocolombiana, 9% blancos, 77% mestizos y el 3,4% indígenas de más de 80 etnias. Los dos censos realizados anteriormente mostraros datos poblacionales de 31.593.587 habitantes en 1985 y 37.422.791 habitantes en 1933, por lo que observamos un crecimiento de alrededor de un 20% cada 10 años, dato propio de un país emergente. Un reciente estudio (DANAE, 2014) nos indica que de los 47,6 millones de colombianos, 31 millones está en edad de trabajar con una edad entre 15 y 64 años, el porcentaje total de jóvenes es el más alto de la historia sobre un 30% de la población total. 13 millones de personas se sitúan entre 14 y 28 años por lo que se trata de una población bastante joven. Igual que en su grupo regional que predomina la población joven al tratarse de países emergentes en su mayoría.

La tasa de paro en Colombia fue en 2014 del 15,6%. Aunque es mucho menor entre los hombre (10%) que entre las mujeres (19%). Tasa bastante superior a la media entre los jóvenes de América Latina y el Caribe con un 13,3% de los jóvenes en paro y una tasa total de desempleo del 6,1%

Según estimaciones de la ONU (ONU, 2015) los nacimientos para 2015 serán de 729.000 niños y las muertes de 300.000 por lo que veremos reducida la tasa de crecimiento en los próximos 10 años por debajo del 10%, exactamente al 0,9% anual

Por otro lado Colombia no es un país receptor de grandes flujos migratorios, ya que los datos del último censo en 2005 indicaban que 37.350 personas llegaban desde Venezuela, 15.094 desde EE.UU y 11.404 desde Ecuador. Estos datos son bastante lógicos si pensamos en la inestabilidad política y de seguridad que existe en el país. Lo contrario ocurre si observamos a los colombianos que emigran a otros países, como es lógico y debido sobre todo a la alta tasa de pobreza encontramos que 909.196 personas emigraron a EE.UU, 889.296 a España y 684.040. Por supuesto todos estos datos son de su último censo general de 2005 y están desfasados ya que según el INE actualmente residen en España alrededor de 300.000 colombianos por lo que muchos inmigrantes ha vuelto a emigrar a terceros países. Estos patrones de emigración se dan en casi todos los países de la región.

1.1.6 Análisis del nivel de desarrollo colombiano: renta per cápita e Índice de Desarrollo Humano

Para analizar este apartado, hemos de hacer énfasis en las limitaciones que la renta per cápita tiene para medir la desigualdad ya que tratándose de un promedio, no refleja una imagen fiel del ingreso medio que podría tener un ciudadano. Podríamos obtener un dato más real si situáremos la mediana estadística en vez de este promedio. Dicho esto y enfrentándose todos los países a las mismas circunstancias, encontramos a Colombia en el centro de los países de América Latina con un PIB per cápita (PPA) de 13.430 dólares y PIB Nominal por cápita de 8.076 dólares. Muy por detrás de sus principales competidores Chile (PPA) 22.971 dólares y nominal 14.473 dólares, Argentina (PPA) 22.582 dólares y nominal 12.873 dólares, Uruguay (PPA) 20.556 dólares y nominal 16.169 dólares, México (PPA) 17.881 dólares y nominal 10.715 dólares y solo superando como país destacables a Ecuador (PPA) 11.244 dólares y nominal 6.286 dólares.

Cabe destacar que de su región los primeros de la lista son los considerados paraísos fiscales Trinidad y Tobago (PPA) 32.139 dólares y nominal 21.311 dólares y Bahamas (PPA) 25.049 dólares y nominal 24.034 dólares. Por el contrario el último de la lista lo conforma Haití con (PPA) 1.750 dólares y nominal 833 dólares respectivamente.

La evolución en los últimos años ha sido muy elevada, ya que pasó de tener un PIB (nominal) per cápita en 2005 de 3.336 dólares a los actuales 8.076 dólares de 2014, ya vimos en el apartado del PIB cuáles fueron las causas de este crecimiento. Podemos añadir que la población aunque ha crecido, no lo ha hecho de manera tan significativa como el PIB. Que pasó de 42.889.000 habitantes en 2005 a 47.662.000 en 2015 lo que significa un crecimiento de un 10% frente al 58% que en total ha crecido el producto interior bruto de Colombia en los últimos 10 años.

En lo que se refiere al IDH, como se sabe, a partir de información sobre tres ámbitos; Índice de esperanza de vida al nacer, índice de educación y PIB. La esperanza de vida al nacer en Colombia es de 73,81 años según el último informe de la OMS en 2014. Como sucede en todos los países las mujeres superan a los hombres con una media de 77,5 y 70,3 años respectivamente, situándose en el puesto 90 de 191 países en el ranking de la OMS. Como era de esperar para un país emergente, Colombia va subiendo posiciones año a año debido a la mejora en la calidad de vida en el país, pasando de tener una esperanza de vida en 1960 de 56.72 años a los actuales 73,81 años. Si observamos a su región, Colombia se sitúa en la parte media baja de la tabla ya que en los primeros lugares están Costa Rica y Chile con más de 79 años de media o Cuba 78,9 años. En el lado opuesto se sitúa Bolivia 66,3 y Guatemala, el Salvador y Paraguay que apenas llegan a los 72 años de media,Se calcula que actualmente existen 11 millones de niños y jóvenes matriculados en todos los niveles educativos colombianos de los cuales el 46% estudia secundaria y educación media, el 44% primaria y el 10% pre-escolar, de los cuales abandonan en primaria 15,3%. Este dato es alarmante más aún si lo comparamos con su región, ya que solo es superado por Paraguay y Guayana. La media de la zona en abandono escolar es esa edad es del 10%, por lo que Colombia supera en 5 puntos porcentuales este dato. Otra tasa que nos demuestra un hecho relevante para conocer la estructura por el abandono escolar es la tasa de fecundidad por adolescentes entre 15 y 19 años. Gracias al estudio hecho (DANAE, 2014) entre 2008 y 2013 se obtenía una tasa de 84 por mil en Colombia, 20 puntos superior a la medía de América Latina y Caribe que obtenía un 68 por mil en el mismo periodo.

1.1.7 La desigualdad en Colombia

Colombia tiene un gran desafío para los próximos años. Pese al empuje que ha tenido su economía en la última década, ha sido incapaz de mejorar posiciones a nivel mundial, ocupando en 2014 el puesto 98 en el informe de desarrollo de Naciones Unidad con un coeficiente Gini de 0.711 (PNUD, 2014). Desde 2008 el país ha caído dos posiciones, dato nada bueno para un país con las tasas de crecimiento tan altas. Estos malos resultados se deben a la gran desigualdad que impera en su territorio. Es cierto que se han hecho mejoras en educación, sanidad y servicios básicos, pero el lastre que tiene se debe a la diferencia en los ingresos que como hemos visto en el anterior punto (Ap. 1.2.2) de PIB per cápita, hace que la riqueza no se distribuya uniformemente entre toda la población. No hay que olvidar que sus grandes empresas petroleras, financieras y mineras son controladas por empresarios internacionales y que la fiscalidad se ha mostrado muy benévola con ellos, hasta tal punto de ofrecer a sus ciudadanos como mano de obra barata para inversores extranjeros. Este problema se recrudece cuando indagamos en el informe de la PNUD y observamos que la tasa de abandono en la escuela primaria es de un 15,3%, es de suponer que en un futuro próximo mejorará del actual puesto 98, ya que la inversión en esta área es de un 4,5% del PIB, porcentaje bastante elevado.

Otro de los datos que nos llama la atención, es la tasa media de desempleo en la última década, un 11,8%. Que en comparación a la tasa de pobreza no parece ser un factor desencadenante para que esta se produzca (véase Ap. 1.3). Por ello, resulta lógico pensar que la distribución de la renta no se hace de forma equitativa y como en muchos países emergentes la población se segmenta socialmente en tres grupos: una minoría denominados clase alta con grandes ingresos y propiedades, una gran mayoría como clase baja con salarios precarios que les imposibilita generar un estado de bienestar occidental, lo cual deriva en el aumento de puestos del ranking y una clase media trabajadora que se separa a gran distancia de la clase media trabajadora occidental:

En Colombia, la clase media está integrada por 13 millones de personas, los pobres son 16 millones, y hay 18 millones de ciudadanos que son la gran preocupación, pues están en condición de vulnerabilidad, con riesgo de caer, regresar o permanecer en la pobreza (PNUD, 2014)

Estos datos hacen que las autoridades estén buscando una mejora en este aspecto y los últimos informes del FMI y OCDE advierten a Colombia de la necesidad de cambiar su régimen fiscal entre otras medida, para salvar la brecha entre pobres y ricos.

1.2 El mercado del Trabajo colombiano

Como podemos observar en el gráfico 1 la tasa de desempleo en Colombia y América Latina ha evolucionado de forma similar en la última década, hasta llegar en 2014 a un periodo donde el crecimiento de desaceleró y el paro aumentó en el conjunto de países. Actualmente solo Argentina con más de un 10% de desempleo supera a Colombia y Vecinos como México, Paraguay, Brasil o Perú se sitúan en torno al 5%. Respecto al desempleo, podemos distinguir por sexos hasta los datos obtenidos del segundo trimestre de 2015, casi el doble de desempleo entre mujeres (12%) que en los hombres (6,3%) en la media regional. Esto se explica en parte, que la mujer todavía no está aceptada culturalmente para algunos trabajos y como en muchos países del conjunto se dedica a labores de ama de casa y cuidado de los hijos, en vez de trabajar.

A mediados de 2015 la tasa de desempleo según DNAE es de 8,8%. Este dato puede resultar intrigante si lo comparamos con el retroceso en el crecimiento del PIB de los últimos 5 años -1,6 puntos porcentuales por los -3,9 puntos porcentuales de desempleo en el mismo periodo. La causa de este efecto contradictorio la encontramos primero en la reforma tributaria de 2012 que se emprendió para reducir el desempleo ilegal y que abarata la contratación de mano de obra menos cualificada con el salario mínimo. Otro factor importante sobre este hecho, es que los sectores más dañados por

esta contracción económica es el minero-energético, que no es intensivo en mano de obra.

Por el lado positivo, la devaluación de la moneda ha ayudado a reducir la tasa de desempleo. El sector manufacturero con el café y ropa a la cabeza han creado empleo neto de un 12 y 6% respectivamente, siendo el primero uno de los motores de la economía colombiana durante los próximos años. Por último los intentos por mejorar el informe PISA y retener a los estudiantes durante más tiempo en la escuela tiene también su importancia en los datos de desempleo y aunque los resultados no han llegado de forma deseada, si ayudan a reducir el desempleo en el país.

Dicho esto, cabe aclarar que el desempleo es todavía muy alto y que el empleo sumergido es uno de los grandes problemas estructurales que el gobierno trata de hacer florecer año tras año. Fuentes oficiales (DNAE) hablan de un 11% de dicho empleo, aunque otras fuentes no oficiales llegan a duplica esta cifra.

2 ANÁLISIS DEL SECTOR EXTERIOR COLOMBIANO

2.1 Competitividad

No existe una definición exacta de competitividad, sino más bien un cumulo de ellas donde según cada autor varían los límites. Podemos extraer los puntos en común de cada definición para explicar que la competitividad: es la capacidad de un país (o empresa) para diseñar, producir y vender un bien a otro país, cuanto más eficientes sean estos procesos obtendremos una competitividad mayor que nuestros competidores. Las dimensiones en que se manifiesta son: condiciones de los factores, condiciones de la demanda, estrategia, estructura y rivalidad de las empresas y servicios conexos y de apoyo (PORTER, 1991)

2.1.1 Evolución del TCER del peso colombiano

El tipo de cambio efectivo real mide la evolución de la competitividad centrándose únicamente en el aspecto de precios, se puede desagregar en dos componentes: el TCEN que mide el valor en pesos colombianos de una cesta de bienes del resto del mundo y viceversa y el índice de precios relativos que mide el coste de dicha cesta.

Tomando como referencia el año 2010=100 observamos cómo ha variado la tasa hasta situarse por encima de los 140 puntos en 2015. Se entiende que la apreciación del peso lastraba las exportaciones colombianas. Ya que encarecían los precios para los importadores, lo que provocó la enésima devaluación competitiva de la moneda en 2013 y 2014 para incentivar las exportaciones. Hecho como vimos anteriormente es muy recurrido por las autoridades Colombianas.

El Banco de la República pronostica que el cambio frente al dólar llegue a los 2.500 dólares en el corto plazo. Esto es debido a los bajos precios internacionales del petróleo, el déficit por cuenta corriente y las expectativas de subidas de tasas de interés en EE.UU. Este escenario tan volátil, presenta encima de la mesa a las autoridades una nueva devaluación de su moneda.

Como podemos observar en el gráfico 2.1 la tasa nominal sigue la misma línea ascendente que la tasa real y como observamos a partir de 2012, un crecimiento constante de 5 puntos porcentuales cada año. Comportándose antagónicamente al índice de precios que pasa de 113,7% en 2013 a 108,67% en 2015. Esta apreciación nominal está relacionada con el superávit en la cuenta financiera de la balanza de pagos durante ese periodo y del aumento del endeudamiento en el IED.

Por último en el gráfico 2.2 se analiza el TCER de Colombia con los principales países del mundo y alguno de su región. En él observamos como la mayor apreciación es provocada con la moneda estadounidense, seguida muy de cerca con la moneda de Perú y algo más alejada la moneda alemana. También observamos como la moneda China, que en 2014 seguía una línea ascendente hasta casi alcanzar el dólar, es devaluada por las autoridades china, siguiendo en parte las mismas devaluaciones sufridas por el peso hasta situarse 12 puntos porcentuales por debajo.

2.1.2 Análisis de la competitividad colombiana desde el punto de vista del Global Competitiveness Index

Como es sabido, el Foro Económico Mundial elabora anualmente Global Competitiveness Index para estudiar la competitividad de los países. Se divide en 3 ejes básicos, el primero son los requerimientos básicos que lo conforman los siguientes pilares: instituciones, infraestructuras, estabilidad macroeconómica y salud y educación primaria. El segundo los factores reforzadores de la eficiencia integrado por: educación secundaria y superior y formación ocupacional, eficiencia de los mercados de productos, eficiencia del mercado de trabajo; sofisticación de los mercados financieros; tamaño de los mercados y preparación en tecnología. Los factores de innovación y sofisticación como tercer eje básico incluye como pilar la sofisticación de los negocios e innovación.

Colombia que pertenece al grupo de países en desarrollo tiene como pilares más importantes o con mayor ponderación para la elaboración de este índice los siguientes: infraestructuras, ya que es decisivo para asegurar el funcionamiento de la economía, es un factor importante para determinar la ubicación de la actividad económica y los sectores que se pueden desarrollar en una economía en particular. En segundo lugar las instituciones ya que el entorno institucional está determinado por el marco administrativo y legal en el cual las personas, las empresas y el gobierno interactúan para generar ingresos y riqueza económica. La importancia de contar con un entorno institucional sólido se ha hecho más evidente durante la actual crisis económica, destacando el papel jugado por el estado en la economía de cada país. En tercer lugar la estabilidad macroeconómica es importante para los negocios y por lo tanto, para la competitividad total de un país. Aunque es cierto que la estabilidad macroeconómica por sí sola no puede incrementar la competitividad de una nación, también se debe reconocer que una economía convulsa daña la economía. Y por último la sofisticación de los mercados financieros ya que juegan un papel muy importante para los inversores y el desarrollo de la economía.

En el cuadro vemos como los pilares peor valorados son las instituciones y la eficiencia del mercado de bienes. Esto es así ya que existe en primer lugar bastante corrupción en las instituciones públicas colombianas y en segundo lugar el mercado interno de bienes es muy poco competitivo. Por el contrario vemos una puntuación positiva en el mercado financiero y es que las políticas financieras llevadas a cabo los últimos años han permitido la entrada de capital a grandes inversores, además de coexistir en un mercado con un tamaño adecuado. Ello hace que el ambiente macro sea aceptable siempre y cuando las políticas económicas sigan desarrollándose en la misma línea. Todo esto dio como resultado general en 2015 una competitividad de 4,3 sobre 7 puntos situado en el puesto nº 61 de 140 países estudiados.

 

0Comentarios

Deja un comentario

Tranquil@ tu email no será publicado